No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda, y se calle el viento, aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás solo, 
¡porque yo  te quiero! 


"Mario Benedetti"



Comentarios

  1. Me gusta esta composición con los dos caballos y el círculo de luz a los que tu maestría con las texturas ha dado un aspecto totalmente pictórico.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias Miguel, me alegra que te guste un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estupenda. Las texturas funcionan muy bien

    ResponderEliminar

Publicar un comentario