Cuando estás inspirado por algún gran propósito, por algún extraordinario proyecto, los pensamientos rompen las barreras; la mente trasciende sus limitaciones, la conciencia se expande en todas direcciones y te encuentras en un nuevo mundo maravilloso. Las fuerzas, las facultades y los talentos dormidos cobran vida. En ese momento te das cuenta de que eres mucho más grande de lo que jamás hubieras soñado. 


       Patañjali



2 comentarios:

Alejandro Calvo dijo...

Sensacional la imagen y la reflexión.
Un abrazo Manuela

Manuela Quirós dijo...

Gracias Alejandro me alegra que te guste, saludos!